¡Necesito cambiar mis hábitos alimenticios sin esfuerzos!

¡Necesito cambiar mis hábitos alimenticios sin esfuerzos!

Nuestro cuerpo es nuestro mejor aliado para combatir y prevenir enfermedades y para sentirnos bien. Esa frase que bien reza… ¡Somos lo que comemos! es bien cierta. A veces por falta de tiempo echamos mano a lo primero que pillamos cuando se puede comer muy bien disponiendo de poco dinero y poco tiempo.

¿Qué debes desterrar ya de tus hábitos alimenticios?

1.Pon especial atención a la cena. De noche cuando estamos tranquilos es cuando más comemos, justo al revés de lo que deberíamos hacer. Así es que fija esta idea en la cabeza y cena ligero. Irás mucho mejor a la cama y te levantarás con ganas de tomar un buen desayuno, justo lo que hay que hacer.

2.Quítate de las patatas fritas de sobre. Calorías, calorías y grasas saturadas.

3.Olvídate de los refrescos pero no los sustituyas por zumos de caja. Los zumos de caja contiene ¡n muchas calorías. En verano uno de los refrescos más ricos es el agua con limón, azúcar morena y hierbabuena o menta bien fresquito.

4.Sustituye la mantequilla por el aceite de oliva. Eso sí si quieres mantener el peso usa poquito aceite de oliva porque aunque es muy sano contiene muchas calorías. Una buena forma de utilizar muy poquito es medirlo siempre con una cuchara o utilizarlo en un bote con vaporizador para las ensaladas por ejemplo.

5.Utiliza la compensación. Si un día te has pasado pues toma un caldito al día siguiente y come ligerito.

6.Reduce los azúcares. ¿Por qué no tomarte un dulce de vez en cuando? Pues claro que sí, pero con cabeza y de vez en cuando… No te tomes un dulce después de una fabada por ejemplo, tomalo el día que hayas almorzado ligerito.

7.Toma mucha agua al día. Te ayudará a eliminar toxinas y grasas acumuladas. Si te cuesta trabajo beber agua tenla siempre a mano. En tu mesa de despacho, en tu bolso, junto al sofá etc.

Como ves son hábitos alimenticios muy sencillos, no requieren grandes esfuerzos… No te olvides de acompañarlo de un paseo a ritmo diario ligerito, subir las escaleras o bailar en casa.

Sin Comentarios

Deja tu comentario