Trastornos de alimentación emocionales

Trastornos de alimentación emocionales

Hoy en dia se conocen al menos 10 trastornos que se relacionan con la alimentación, la nutrición y las dietas. Uno de ellos se conoce como el “apetito emocional” y tiene que ver directamente con nuestro entorno personal y nuestra salud mental.

Nuestra nutrición y alimentación no depende solamente del organismo, es decir de la sensación de hambre, sino que tiene que ver con muchas otras cuestiones más profundas como son factores culturales, geográficos, religiosos, económicos, etc. Todos ellos van a repercutir en mayor o en menor medida en nuestra parte psicológica y emocional.

trastornos alimentacion nutricion

El apetito emocional, precisamente se genera porque cuando nos sentimos mal por una situación desagradable se produce una especie de vacío en el estómago que inmediatamente llenamos con comida para sentirnos mejor, en especial aquellas comidas altas en calorías que brindan mayores sensaciones de saciedad. Es así que se desarrolla un pensamiento ligando a la comida con la idea de estar bien, aún cuando no se tenga hambre.
Cuando nos sentimos mal por algo, que no tiene nada que ver con nuestra alimentación, recurrimos a la comida porque se sabe que proporciona placer.

Esto puede llegar a ocasionar verdaderos trastornos de alimentación como la obesidad o el sobrepeso, puesto que “como para sentirme bien, y me siento bien porque como”.

Además hay que saber que el estrés al que estamos expuestos en el trabajo también puede llevar a consumir más comida; uno pensaría lo contrario, al creer que se reduce la ingesta de alimentos debido a la tensión. No obstante se ha demostrado que cuando el estrés se prolonga en el tiempo, entonces se dan casos de sobrealimentación. Generalmente estos casos se dan en los adolescentes, tanto en hombres como mujeres.
Es por ello que el control de las emociones es fundamental para evitar los trastornos en la alimentación.

Sin Comentarios

Deja tu comentario