¿Qué es mejor? ¿Paleta o jamón?

Mucho se ha debatido sobre el tema de qué es realmente mejor, si la paleta o el jamón. Pues bien, esto, como todo, es muy subjetivo, ya que hay amantes de uno y de otro. Dicen que para gustos, colores ¿verdad? Sin embargo, no está de más saber cuáles son las diferencias entre ambos productos y los beneficios que aportan. A partir de ahí, que cada uno elija como favorito lo que prefiera. O simplemente, disfrutad de los dos.

Diferencias entre paleta y jamón

Lo primero que debéis saber es que la paleta se obtiene de la parte delantera del cerdo ibérico, y el jamón de las patas traseras. Esto se puede apreciar en el tamaño, ya que una pata de jamón es más grande y pesa más que una paleta. Aproximadamente 7,5 kilogramos el jamón y 5 kilogramos la paleta.

Pero vayamos a lo realmente importante: el sabor. ¿Cuál es mejor? Pues esto depende también del gusto de cada consumidor. Si sois de esas personas a las que les encanta sentir los contrastes de un sabor, no dudéis en comprar jamón. Pero, si por el contrario, preferís un sabor no tan contundente, pero con una personalidad marcada, la paleta será vuestra mejor opción.

Y otra diferencia importante es el precio. Esta diferencia vendrá establecida por las marcas ateniendo a la raza y a su calidad.

Personalmente, a mí me encanta la paleta ibérica de bellota de Guijuelo Directo, además la hay hasta loncheada, que es lo que más me gusta. El jamón ibérico de bellota de Guijuelo también está exquisito, pero eso ya es cuestión no solo de gustos, sino también del fin para el que utilicéis el ibérico.

Beneficios de la paleta y del jamón

Las paletas ibéricas de bellota, concretamente, proporcionan a nuestro organismo proteínas y vitaminas. Además, también es rica en minerales como el calcio, que favorece a los huesos.

Y el jamón, como ya sabréis, es el alimento estrella de la dieta mediterránea que nos aporta numerosos beneficios a la salud.

¿Y si decidís hacer una combinación de estos dos productos? No hay por qué elegir, si tenéis la opción de disfrutar de ambos. Así que si sois indecisos, voto por que no renunciéis a ninguno de ellos. Ya habéis visto que, realmente, no hay uno mejor que el otro, sino que todo depende de los gustos de cada persona. Vosotros elegís cuál es mejor o, simplemente, escogéis los dos como productos favoritos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.