Beber agua aunque no se tenga sed

Muchas personas ponen la excusa de no tener sed para no beber agua y esto es un error, debido a que nuestro organismo necesita unos dos litros de agua cada día y por lo tanto debemos repartir ese agua para tomarla poco a poco. Tan perjudicial es tomar el agua en poco tiempo como no beber el agua que necesitamos cada día, algo que suele pasar frecuentemente.

Cuando el cuerpo pide agua lo hace porque se encuentra en el comienzo de la deshidratación y por lo tanto no debemos esperar a tener sed para beber, sino que se debe beber agua cada cierto tiempo, especialmente cuando llega el calor del verano y nuestro cuerpo pierde muchos minerales y agua a través del sudor.

Agua

No es bueno dejar que nuestro cuerpo tenga que pedirnos agua, sino que es bueno aportar agua durante las comidas y también beber agua de vez en cuando, de tal forma que a lo largo de todo el día estemos bebiendo agua. Los alimentos aportan cierta cantidad de agua, que es algo que también debemos tener en cuenta.

Es vital beber agua cada día, pero cuando llega el verano es mucho más importante, por lo que es algo que siempre se debe tener en cuenta. Entre lo que nos aporten los alimentos y el agua que podamos beber directamente, la suma debe ser mayor de 2 litros, en especial si practicamos deporte o tenemos un trabajo bastante agotador, que suelen ser casos en los que necesitamos algo más de agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies