Cómo tener el organismo a punto

1333358631719

Si quieres estar sano y que tu organismo se mantenga fuerte frente a las adversidades puedes acudir a un nutricionista y además, te damos unas cuantas ideas que te valdrán de mucho… Toma nota porque realmente funcionan.

Cómo subir las defensas cuando notamos que están bajas

Si te encuentras algo débil, te resfrías con frecuencia o notas que últimamente estás más canasado porque no duermes bien toma este preparado tan sencillo como efectivo: un yogur blanco con miel y un kiwi activa las defensas. El yogur blanco es un alimento probiótico que ayuda a que tu estómago (donde se encuentran la mayoría de nuestras defensas) esté perfecto, la miel contiene un montón de propiedades entre ellas: proporciona energía, es tranquilizante y regula el tránsito intestinal. Y el Kiwi es una de las mejores fuentes de vitamina C, la que nos previene resfriados e infecciones.

Cómo estimular el hígado

Si has sufrido una hepatitis, cirrosis o litiasis biliar una buena forma de regenerar las células hepáticas dañadas es con el cardo mariano, gracias a su contenido en silimarina. Aumenta los niveles de glutatión, un compuesto antioxidante y desintoxicante.

Cómo reducir el riesgo de padecer enfermedades degenerativas

En la vida nunca se sabe… pero si podemos evitar o al menos intentar que nuestro organismo esté menos propenso a ciertas enfermedades, mejor que mejor. Los antioxidantes reducen el riesgo de padecer enfermedades degenerativas y retrasan el envejecimiento. Entre los antioxidantes más potentes que podemos encontrar en la naturaleza están: la granada, el té blanco y el noni.

Cómo disminuir el nivel alto de colesterol en sangre

La fibra es la mejor aliada, aunque no se debe abusar de ella ya que puede interferir en la absorción de minerales como el hierro. Puedes tomarla en el pan, la pasta o los cereales integrales.

Cómo regular nuestro sistema nervioso

Si te encuentras especialmente nervioso quizás es porque tienes un déficit de magnesio. El magnesio ayuda a regular el sistema nervioso, a la relajación muscular y a la tensión nerviosa. También ayuda a combatir el cansancio, el nerviosismo producido por un exceso de trabajo y/o preocupación y a defender nuestro organismo de posibles agresiones externas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies