Ensaladas de lechugas, elige tu combinación

lechuga

La lechuga es un alimento super saludable. Es ideal en las dietas de adelgazamiento por las pocas calorías que aporta, es relajante, diurética, ayuda a eliminar las flatulencias, mejora la circulación, combate el colesterol, ayuda a las afecciones del aparato respiratorio, evita el dolor de la menstruación, es un buen analgésico… en fin un sinfín de propiedades por las que se convierte en un alimento básico en nuestra dieta diaria.

Algunos interesantes tipos de lechuga:

  • Acedera. Tiene un sabor áspero y ácido parecido al limón. Perfecta para combinar con otras lechugas más suaves.
  • Achicoria. Tiene un aroma penetrante y sabor amargo. Le da mucho color a las ensaladas.
  • Escarola. Tiene un sabor amargo muy especial. Está especialmente rica con una crema a base de leche y almendras. Si quieres que pierda amargor, déjala una noche entera cortada en agua.
  • Hoja de Roble. Es muy sabrosa y muy decorativa, con un color parecido al del roble.
  • Lechuga Romana. Un clásico entre los clásicos.  Ideal para los que no quieren arriesgar en sabores ni texturas.
  • Lechuga Francesa. Muy dulce, combina bien con cualquier otro tipo de lechuga.
  • Rúcula. Sus hojas son un poco duras y tiene un sabor picante muy original.

¿Quieres saber algunas de las mejores combinaciones con lechuga? Pues ahí van unas cuantas:

  • Combinación tierna. Lechuga francesa, canónigos, rúcula y espinacas.
  • Combinación dulce. Lechuga francesa, canónigos y rodajas de hinojo.
  • Combinación sabrosa. Escarola, rúcula, zanahoria, anchoas y queso parmesano en finas y pequeñas láminas.
  • Combinación veraniega. Lechuga, tomate, cebolla, aceitunas negras.
  • Combinación amarga. Escarola, cebolla morada y rabanitos.
  • Combinación crujiente. Escarola, rúcula y frutos secos picados.
  • Combinación colorida. lechuga francesa, hoja de roble, achicoria y cebolla morada.

¿Qué debes tener en cuenta si vas a comprar lechuga?

  • No compres la lechuga si la ves muy pelada. Puede que el frutero le haya quitado hojas porque no esté fresca.
  • No la compres si tiene manchitas oscuras.
  • No la compres si tiene el tallo tierno.
  • Una vez comprada, no la dejes en el frigorífico más de 2-3 días, sin cortar y en una bolsa agujereada .

No dejes de añadir ingredientes diferentes y originales y consigue ensaladas ideales para cualquier momento.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.