Las comidas copiosas ocasionan problemas al dormir

Las cenas pesadas suelen tener consecuencias variadas y negativas para las personas que acostumbran a comer gran cantidad de alimentos durante la cena, entre otras cosas dificulta mucho el sueño y hace que la digestión no se haga todo lo bien que debería, por lo que ocasiona malestar.

La combinación de muchos condimentos con alimentos en abundancia, produce un malestar durante la noche, además de producir gastritis en ciertas personas que tengan el estómago delicado. En ningún caso es bueno realizar comidas copiosas, pero mucho menos durante una cena, ya que la digestión en posición horizontal mientras la persona duerme no se hace correctamente.

Malas

Si quieres dormir bien sin problemas de digestión, lo mejor es esperar al menos 3 horas antes de irte a dormir, comer en cantidades moderadas y evitar comidas picantes o con abundante cantidad de grasa, que es lo que puede provocar problemas durante la noche y no es precisamente agradable quedarse despierto con dolor de estómago.

La alimentación influye mucho a la hora de dormir más o menos bien, por lo que debemos tener en cuenta estos factores. Los excesos nunca son buenos y siempre es interesante evitar comer de forma excesiva en una misma comida, ya que lo más interesante es que repartamos los alimentos a lo largo de todo el día y muy especialmente tener en cuenta que durante la noche la comida debe ser bastante ligera y además siempre intentar no cenar demasiado tarde, para que se comience a realizar la digestión con tiempo suficiente antes de ir a dormir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.