Nutrición, nuevos aspectos de la sucralosa

En una edición pasada ya he hablado de algunos de los aspectos técnicos de la sucralosa, un edulcorante ideal por su sabor y adaptación a los diferentes tipos de elaboración de alimentos y bebidas que se pueden incluir en ciertas dietas de nutrición.

Dietas las hay y muy variadas, pero generalmente, en una dieta para tratar la obesidad lo primero que tendemos es a suprimir el azúcar para mejorar la nutrición. Otro tipo de dieta en la que los edulcorantes resultan aliados, es en la de nutrición para diabéticos, donde siempre se apunta a mejorar la salud principalmente buscando un buen plan de alimentación.

Ya hablamos de su sabor y estabilidad, por lo que hoy les contaré cómo se comporta la sucralosa durante la absorción en el organismo. Las intensas investigaciones sobre la cantidad de sucralosa que el organismo absorbe sobre la cantidad de la ingerida, es de tan sólo un 15%. La mayoría atraviesa el recorrido del tubo digestivo sin alteraciones y sin provocar ningún tipo de efectos colaterales gastrointestinales.

Sucralosa-2

En cuanto al metabolismo, la sucralosa se mantiene incambiada luego de ser ingerida. Apenas un 2% de la cantidad es biotrasformada  en componentes que se eliminan por la orina. Lo destacable es que la sucralosa no es detectada por el organismo como un carbohidrato. No pierde cloro ni se hidroliza. Tampoco afecta la secreción de la insulina ni la absorción de glucosa y fructuosa. No aporta calorías.

La distribución de la sucralosa ha sido objeto también de estudios y pruebas diversas, que han demostrado que no hay trasporte activo de la sustancia a través de la barrera hemato-encefálica. Tampoco traspasa la barrera placentaria o desde las glándulas mamarias hacia la leche. No hay pruebas de bioacumulación en los tejidos.

Por último, casi la totalidad de la sucralosa ingerida se elimina incambiada en las heces, sin sufrir alteraciones a nivel del tracto gastrointestinal. La mínima cantidad absorbida se elimina sin alteraciones con la orina del día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.