Polen, Própolis o Jalea Real

jalea real

Muchas veces confundimos estos 3 productos naturales; los 3 son excelentes complementos alimenticios y medicinales aunque cada uno tiene sus propiedades específicas. ¿Quieres saber qué diferencia entre el polen, el própolis y la jalea real. Pues te lo contamos todo.

¿Qué diferencias hay entre el Polen, el Própolis y la Jalea Real? Ahí van las principales propiedades de cada uno de ellos:

  • Polen-Cuando las abejas recolectan el néctar de las flores también se llevan consigo el polen que hay en el interior de las flores. Gracias a su contenido rico en aminoácidos, vitaminas y su alto contenido proteico ayuda a combatir eficazmente las alergias y el asma, mejora el sistema circulatorio, la flora intestinal y ayuda a combatir el estrés, el cansancio y la anemia así como para favorecer el crecimiento  de los niños.
  • Própolis-Es una sustancia que recogen las abejas de las hojas, las yemas y la corteza de los árboles para sellar sus colmenas y que éstas no se contaminen con componentes externos. Rica en bio-flavonoides, vitaminas y minerales como el Calcio, Potasio, Fósforo, Manganeso, Zinc, Sílice, cobalto y Cobre es un excelente antibiótico y antioxidante natural. Su uso más común es para prevenir los dolores de garganta, los resfriados y las gripes, aunque también es eficaz para problemas cutáneos, yagas y los problemas gastrointestinales.
  • Jalea Real-Es un componente que segregan las abejas obreras en sus glándulas hipofaringeas. Gracias a su composición en agua, azúcares, colágeno, proteínas, Sodio, Calcio, MAnganeso, Cobre, Potasio, Zinc, vitamina A, vitamina E y PP, lecitina y ácido fólico, aporta energía tanto a corto como a largo plazo ayudándonos a salir de periodos de convalecencia, cansancio etc. Además es un excelente regenerador celular, tonificante y estimulante de nuestro sistema inmune adecuado para todos en especial niños y ancianos y su alto contenido en Vitamina E ayuda a nuestro sisema nervioso.

¿Cómo puedes tomar el Polen, el Própolis y la Jalea Real?

La forma más fácil de tomarlos es en cápsulas, aunque una forma muy natural de tomar el própolis es en trozos chupándolos. En cuanto al Polen debes tener en cuenta que gracias a su alto poder farmacológico puede provocar alergias por lo que mejor es probar un granito debajo de la lengua y comprobar si te produce alergia.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.