Propiedades nutricionales de la uva

Se la define a menudo como la “reina” de los frutos de otoño. Créeme que no faltan razones para ello y no son pocas las culturas a lo largo y ancho del planeta que comparten desde hace siglos, esa perspectiva. Imposible no dedicar espacio a ellas en nuestro blogalimentos.

Almacén de buena salud

Cada una de estas pequeñas uvas es un rico almacén contenedor de numerosos factores de salud, comenzando por los fito-nutrientes entre los que destaco los antioxidantes poli-fenólicos, vitaminas y minerales. Es además una fruta muy versátil, ya que puede ser consumida en forma de fruta fresca de mesa, o como zumo, en conserva o en ensaladas.

Las principales especies de uvas cultivadas en todo el mundo son; híbridos europeas (Vitis vinífera), natural de la Europa mediterránea y Asia central. En menor cantidad se producen en América y Asia:

Datos nutricionales concretos

Los siguientes valores corresponden a 100gramos de uvas frescas

Aporte energético       69 Kcal

Carbohidratos             18 g

Proteínas                     0.72 g

Grasa Total                 0.16 g

Colesterol                  0 mg

Fibra                           0.9 g

Vitaminas

Folatos                        2 µg

Riboflavina                 0.070 mg

Thiamina                     0.069 mg

Vitamina A                  66 IU

Vitamina C                 10.8 mg

Vitamina E                 0.19 mg

Vitamina K                 14.6 µg

Otros componentes

Sodio             1 mg

Potasio            191 mg

Calcio                     10 mg

Hierro                  0.36 mg

Magnesio                    7 mg

¿Cómo elegirlas?

Las uvas frescas están disponibles al llegar el otoño. Al elegirlas en la tienda, conviene optar por aquellas estén firmes y regordetas en su consistencia, libres de arrugas superficiales, con la piel intacta y sin ningún tipo de cortes o grietas. Observa que estén en buen punto de madurez, firmemente adheridas a su tallo y que éste sea verde y de aspecto saludable. Levanta el montón en el aire y agita suavemente, si son demasiadas las bayas sueltas, no estará realmente en óptimas condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.