Mia, la enemiga fatal

“Mia” es la denominación en código para llamar al trastorno alimenticio que lleva por nombre “Bulimia”. Esta alteración puede llevar hasta la muerte, por eso es sumamente importante aprender a reconocer los malos habitos y alarmas en relación a ella.
Básicamente las personas que padecen de Bulimia poseen sentimientos e impulsos irrefrenables por comer, pero una vez que han ingerido grandes cantidades de alimentos, los ataca una vergüenza y un sentimiento de culpa que no pueden controlar, viéndose obligados a realizar practicas de purga, como vomitos autoinducidos o laxantes, regímenes mal hechos y totalmente estrictos y ejercicio excesivo para contrarrestar los efectos de las comidas.

Es muy común que un bulímico se de entre 13 y 15 episodios de atracones y vomitos por semana (es casi dos veces al dia).
El bulímico se ve gordo, aun cuando este en un peso normal, y se ve atrapado al no poder dejar o cortar sus ansias de comer. Se supone que ciertos factores sociales pueden ser desencadenantes como las dietas, el temor a las burlas, el entorno social, las imágenes de modelos que se ven a diario, los catalogos de ropa con tamaños de vestidos y tallas de remeras para gente con otro tipo de cuerpos, etc.

bulimia

Entre los síntomas mas comunes, se encuentran los atracones o sobreingestas, así como el ocultar los vomitos y las purgaciones, baja autoestima, depresión, ansiedad, ingesta compulsiva durante la noche (que desaparece misteriosamente), no manifiestan ningún placer al comer, sino que comen para saciar su apetito. También el aislamiento es un síntoma claro, así como la culpa y la vergüenza.

También hay dolores de cabeza frecuentes, debilidad corporal, hinchazón del rostro, problemas en los dientes (por los acidos del estomago al vomitar), mareos, perdida del cabello, irregularidades menstruales. Así mismo puede estar acompañada de otros trastornos como la cleptomanía, el alcoholismo y la promiscuidad sexual. En cuanto a sus consecuencias mas graves, se encuentran las arritmias e infartos, la deshidratación, colon irritable, reflujo gastrointestinal, hernia hiatal, roturas gástricas, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies